Doce cuentos peregrinos 2/12 : La santa

Comprar Audiolibro por 0€

Esta historia, aunque narrada en la actualidad, transcurre en un amplio periodo de tiempo, que empieza cuando era papa Pío XII.Margarito Duarte tuvo que desenterrar a sus difuntos pues el cementerio desaparecería por la construcción de una represa. Tuvo que exhumar de allí a su mujer y a su hija. La sorpresa fue tremenda al comprobar que su hija estaba incorrupta. Con la ayuda de todo el pueblo se trasladó desde Tolima, en los Andes colombianos, hasta Roma. Llevaba consigo en todo momento el baulito donde estaba el cuerpo intacto de su hija.Su propósito no era otro que el Vaticano reconociera como santa a la niña. Cuando Margarito llegó a Roma era papa Pío XII. Intentó sin ningún éxito una audiencia con él, aunque esto no le desmoralizó y siguió de un lado para otro.Margarito era un hombre reservado y con una idea fija, conseguir lo que le había llevado a Roma, y no acostumbraba a relacionarse con nadie. Sin embargo, el paso del tiempo consiguió que este hombre llegara a tomar cierto contacto con otros huéspedes de la pensión: un estudiante de arte y un tenor junto con la señora que regentaba la pensión fueron quizás los que más consiguieron acercarse a él.Durante 22 largos años siguió su peregrinar, recibiendo en ocasiones promesas que nunca se llegaron a cumplir, siempre con su baulito a cuestas. Cuando se refería a su hija le decía “la santa”, y todos ya en Roma también la conocían así.En esos 22 años murieron cinco Papas. Sin embargo él, aunque viejo y cansado, seguía con el empeño de conseguir lo que le llevó a Roma.Cuando me lo encontré después de tantos años y reflexioné en aquella historia, ya no tuve dudas, el santo era él.

Quiero publicar un audio libro Ver mas audio libros